La tarcoteca

El capitalismo llega a su plenitud cuando el comunismo se vende como mercancía
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

jueves, 2 de marzo de 2017

Anarquistas y Marxistas en el Siglo XXI (una carta abierta a los anarquistas)

Nadie puede decir que no estamos viviendo tiempos convulsos. Las contradicciones inherentes en el sistema socio-político están aflorando ahora mismo, en este momento, y creando unas tensiones palpables a nivel planetario, en todas las esferas. Tan claro como que lo estamos viviendo es la necesidad de hacer algo, de resistirnos a nuestro destino si no queremos sufrir lo que ya se ha decretado que nos debe suceder. Tan solo decir que la evidencia de la urgencia de la situación no solo impele a nuestro sentido común, sino al sentido de supervivencia. Una sensación de urgencia que raya con la desesperación sentida por millones de personas y que mueve a preguntarnos ¿Qué hacer?

Toda aquella que haya abordado el tema se da cuenta de que la única manera de resistir y combatir es organizarse. A partir de ahí se han escrito millones de libro sobre las distintas tendencias y prácticas políticas, cómo abordar el declive del capital y sus soluciones; eso sí cada una desde su torre de marfil. La desunión a propiciado la hegemonía del capitalismo en todas sus facetas. Y es que el problema de la desunión en la clase trabajadora es tal vez lo peor que le ha pasado a la humanidad en los últimos 150 años.

¿Cómo unir lo irreconciliable? No queda otra

Presentamos un texto enviado por un buen compañero socialista inglés, escrito por un anarquista y publicado en marxistworld.net, uno de los principales medios marxistas en su lengua, que refleja perfectamente tanto la consciencia de la situación como reconoce la única solución posible: la unidad de la clase trabajadora. Muchos se dan cuenta de que les guste o no deberán articularse con los anarquistas, tanto como nosotros deberemos contar con los comunistas; la primera gran división entre los trabajadores. Primero por que ninguna ideología parece tener fuerza suficiente como para acaparar el espacio político; ni parece que lo vaya a hacer en los próximos siglos. Segundo por que los envites del capital continúan socavando cada fuerza y organización de la oposición al capitalismo por separado. Tercero porque muchos socialistas y comunistas se han dado cuenta de la inutilidad, incluso la trampa, de apelar al parlamentarismo y al reformismo. Este texto es pues una llamada la diálogo, la reflexión y la cooperación. Mucho se debe matizar y criticar del texto, de hecho debe entenderse desde nuestro punto de vista como una invitación al debate, un esbozo, no un plan.

Vivimos azotadas por un marasmo de tendencias, intereses e injerencias. Desacuerdos. Nadie ha dicho que vaya a ser fácil, solo que es necesario. Tanto que es fácil de comprender que, de no lograrse, lo que venga después del agonizante capitalismo será aún peor: el dominio del autoritarismo y la vuelta de los militarismos en un ambiente de degradación ambiental y disminución de recursos. No es una cuestión de si sí o si no, es una cuestión de cómo y en qué condiciones, y por eso queda abierto el debate. Repetimos, la unidad, deseable o no, es una necesidad, no surge como voluntad interna sino como consecuencia a las condiciones, adaptación a las circunstancias. Así que manos a la obra.

Salud y Revolución! PHkl/tctca
_______
Traducción de la Tarcoteca de- Marxist World - Anarchists and Marxists in the 21st Century 18.2.2017, enviado por Mark O'Connor. Tarcoteca English version

Esta es una carta abierta dirigida a los anarquistas, escrita por el anarquista y partidario del Mundo Marxista Dennis Moore. Reproducido y editado ligeramente desde la publicación en el blog original aquí: Whatever-ism 14.2.2018.

Anarquismo

El anarquismo es un movimiento que busca superar el orden social actual por medio de una revolución, estableciendo en su lugar una nueva sociedad organizada sin jerarquía, ya sea en forma de explotación, opresión o gobierno.

Marxismo

Por otra parte, no muchos de nosotros somos completamente claros en respuesta a la pregunta "¿qué es el marxismo?". Eso es probablemente en parte porque los marxistas ni siquiera están de acuerdo en esto (y no todos han leído tanto a Marx). El marxismo es un conjunto de cosas, pero por simplicidad voy a reducirlo a dos:

1. El marxismo es un Método de Análisis Social:

Los marxistas consideran que la contribución de Marx al método de análisis social denominado "Materialismo Histórico" está al nivel de lo que Issac Newton supuso para la física.

Los análisis de Newton sobre los fenómenos físicos eran tan precisos que podía hacer predicciones sobre acontecimientos (tales como el movimiento de los planetas) basados en sus teorías que resultaban ser fiables y repetiblemente correctos - desde un punto de vista objetivo (significando que podrían ser probados y observados por numerosas personas que estarían de acuerdo en lo que experimentarían). La "Física Newtoniana" se estableció de hecho como el único método serio de hacer física y por lo tanto la disciplina entera fue llamada desde entonces simplemente como "física" (obviamente aún sigue siendo desarrollada y perfeccionada).

La obra de Marx 'Das Kapital' llegó a conclusiones sobre cómo funciona la sociedad, proponiendo numerosas "leyes" (como las leyes de Newton de la física) sobre el surgimiento del capitalismo, las crisis dentro del mismo y predecir la caída del capitalismo. No obtuvo esta teoría de la nada, se basó en las ideas de personas que vinieron antes que él, y sus propias ideas se han desarrollado después de él, pero para los marxistas es realmente el pensador seminal (de ahí el nombre de su movimiento!).

2. El marxismo es una propuesta para una Nueva Sociedad:

La primera parte del marxismo no implica ninguna afirmación inherentemente ideológica, incluso si es usualmente utilizada por personas que si tienen una clara ideología particular. Se supone que es un disciplina científica, o al menos un "estilo científico" de estudio, más que una posición ética o que una propuesta de lo que debería suceder en el futuro.

Sin embargo, Marx dejó algunos escritos sobre qué tipo de sociedad podría existir después de la revolución, e incluso cuando lo hizo no estaba realmente empezando a pensar de cero la forma más guay que pudiera imaginar de cómo deberíamos vivir todos.

Marx sugirió que las ideas y los métodos, e incluso el núcleo de la estructura de la sociedad futura, tienen que salir de lo antiguo, y también que las fuerzas que lo crearán tienen que venir también del interior de la vieja sociedad. Lo resumió en este hermoso pasaje:

<< Conforme disminuye progresivamente el número de magnates capitalistas que usurpan y monopolizan este proceso de transformación, crece la masa de la miseria, de la opresión, del esclavizamiento, de la degeneración, de la explotación; pero crece también la rebeldía de la clase obrera, cada vez más numerosa y más disciplinada, más unida y más organizada por el mecanismo del mismo proceso capitalista de producción. El monopolio del capital se convierte en grillete del régimen de producción que ha crecido con él y bajo él. La centralización de los medios de producción y la socialización del trabajo llegan a un punto en que se hacen incompatibles con su envoltura capitalista. Esta salta hecha añicos. Ha sonado la hora final de la propiedad privada capitalista. Los expropiadores son expropiados. (Marx, El Capital, 1867)

El marxismo y el anarquismo

Gran parte de la discusión sobre el marxismo y el anarquismo se centra en la división original o en cómo los anarquistas han sido traicionados o perseguidos por diversos regímenes "marxistas". Hay otro lado de la historia.

Muchos marxistas se opusieron de plano a Stalin y por ello fueron enviados a los gulags junto con los anarquistas (y muchos pensadores y activistas marxistas reconocen hoy que este habría sido también su destino en el mismo contexto). Los marxistas lucharon contra los fascistas en España junto con los anarquistas en abierto desafío a Stalin y repetidamente mostraron solidaridad en las luchas antifascistas desde entonces. Fueron los marxistas quienes participaron predominantemente en el principio del levantamiento zapatista . También tenemos marxistas como Henri Lefebvre que desarrolló las herramientas de Marx y las aplicó de forma más holística que antes, o héroes como Rosa Luxemburgo, que todos conocemos y amamos, y que murió por la causa.

También está el hecho de que muchos anarquistas viajaron a Rusia en los primeros días de la Unión Soviética con la esperanza de participar en la Revolución, inspirados en folletos como el "Estado y la Revolución" de Lenin, que planeaban que al decaer el Estado comenzaría de inmediato, y cualquier situación semi-estatal/ comunal se usaría únicamente para defender la revolución y no para gobernar a las masas recién liberadas.

Y esto no es necesariamente simple "consejismo comunista" marginal o algo de aquellos que específicamente se llaman "marxistas libertarios". Hoy en día, aquellos que se llaman a sí mismos "marxistas ortodoxos" son propensos a ver a la izquierda del marxismo a lo largo del siglo XX como aquellos que se mantuvieron fieles al movimiento contra las perversiones de Stalin y compañía.

Otro factor en todo esto es que tenemos que vivir en el presente. La URSS se ha ido. El interminable debate sobre quién hizo qué a quién y cuándo exactamente salió mal (1918, 1924, 1956 o para los más hardcore 1991) es potencialmente peligroso. Las condiciones que hicieron que Lenin tomara las decisiones que tomó han desaparecido, las condiciones que provocaron el surgimiento de Stalin se fueron, las condiciones que hicieron que el anarquismo se perdiera en el desierto después de la Segunda Guerra Mundial se han ido ... vivimos el ahora.

Todo esto me ha llevado a la conclusión de que lo mejor del Marxismo y lo mejor del Anarquismo nos mantiene a unos enfrentados a los otros y que lo peor de ambos es igualmente vergonzoso.

Vamos a revisar algunas de nuestras miserias para que podamos ser claros acerca de quién lastra a cada uno de nuestros movimientos hacia el fondo. De esa manera, los revolucionarios serios que se queden deben sentirse liberados de la carga de sentir constantemente la necesidad de disculparse por sus embarazosas posturas:

Estilo de vida

Algunos anarquistas parecen pensar que vestirse de black block, comer de los contenedores y escuchar música punk, y que todo lo que se siente muy revolucionario y parece/suena un poco revolucionario, debe ser realmente revolucionario - no es que haya ningún problemas con hacer estas cosas o con cualquier otro tipo de estilo de vida no opresivo, sino que es un estilo de vida, no un movimiento revolucionario -. Estas personas, que piensan que la estética anarquista es el movimiento, son las personas que acuden a una acción y ya van subidas, que esperan el momento justo para hacer lo que les parece sin rendir cuentas al movimiento porque "creen en la libertad" y "sólo responden ante sí mismos". [Han perdido la perspectiva estratégica y lo que ello implica].

Desafortunadamente esto no funciona así. No podemos conjurar la revolución a través de rituales como señalaba el anarquista social Murray Bookchin:

<< Lo que es más preocupante es que los caprichos estéticos autoindulgentes del 'anarquismo de estilo de vida' erosionan significativamente el núcleo socialista de una ideología de la izquierda-liberal que una vez pudo reclamar su relevancia y peso social precisamente por su compromiso incondicional con la emancipación, - no fuera de la historia, en el reino de lo subjetivo, sino dentro de la historia, en el reino de lo objetivo. (Bookchin, Anarquismo Social o Estilo de Vida Anarquismo: Un Abismo Inquebrantable, 1995)

El estilismo [postureo] también puede colarse en el movimiento marxista: La marcha regimentada, la bandera de la hoz y el martillo  (extraída de su contexto original) - [pasaremos a continuación a tratar la gran bandera con el Stalin] ... No nos acercaremos ni un centímetro al comunismo tan solo por adoptar sus ostentosas galas.

Estalinismo

El estalinismo debe ser irrelevante. Stalin lleva muerto 64 años y la Unión Soviética es historia desde 1991. No hay un Stalin que apoyar. Ahora parece manifestarse como una devoción servil y marginal del movimiento marxista hacia cualquier régimen "comunista", no importa cuánto hayan degenerado/ transformado en algo distinto.

Estas son personas que todavía están tratando desesperadamente de ganar el apoyo del Estado chino sobre la base del antiimperialismo, no importa cuán represivo actúe el gobierno chino a su interno, no importa cuántos multimillonarios chinos mantengan estrechos vínculos con el estado y cuán despiadadamente exploten a la clase obrera china ... incluso apoyan a China en pos de su propio imperialismo y dominación de sus vecinos cercanos. El estalinismo es definitivamente una basura.

Colaboración de clases

Algo que tienta a algunos anarquistas; la idea del anarquismo sólo como una buena filosofía o incluso un código moral para que lo siga el mundo entero. Estas son las personas que buscan a los elementos aparentemente 'iluminados' o progresistas de la clase dominante y tratan de influenciarlos con ideales anarquistas.

Pérdida de tiempo. Acabarán mordidos por los perros o terminarán siendo adoptados como las mascotas radicales para ser paseadas en sus desfiles. La clase dirigente no tiene ningún interés en cambiar el sistema que les da todo el poder y riqueza que actualmente disfrutan.

Kropotkin terminó cayendo en esta trampa, siendo el invitado favorito en las cenas progresistas al final de su vida, sin embargo, ya era parcialmente visible en la 'Conquista del Pan' también. Él escribe sobre su confusión con las compañías ferroviarias capitalistas que cooperan para cubrir Europa en una red del ferrocarril como demostración de que los seres humanos no necesitan el gobierno para hacerlos cooperar:

<< Si hace cincuenta años alguien lo hubiera previsto y predicho, nuestros abuelos lo hubiesen creído loco o imbécil. Habrían exclamado: “¡Nunca se logrará que cien consorcios de accionistas se pongan de acuerdo! Eso es una utopía, un cuento de hadas. Únicamente un gobierno central, con un director "de hierro", podría imponerlo. (Kropotkin, Conquest of Bread, 1892)

Debería ser bastante obvio lo que está mal en este ejemplo ...

Reformismo

Tal vez sea porque normalmente no comen de los cubos de basura, tal vez porque han leído tantos libros de fantasía, por una razón u otra algunos los marxistas terminan queriendo ser "legitimados". Buscar la legitimidad significa que a cambio de no ser detenidos, despedidos de sus empleos, calumniados en la prensa o espiados, abandonan su discurso sobre la revolución y limitan sus ambiciones a las reformas dentro del capitalismo. Entonces ocupan su lugar ayudando a manejar a los elementos más dotados de la clase obrera y asegurarse de que no pasen por encima de la marca comercial y arruinen la legitimidad lograda. El resto del movimiento marxista no acepta este tipo de comportamiento.

Sectarismo

Tanto los marxistas como los anarquistas parecen estar igualmente en riesgo del amargo sectarismo. El sectarismo puede ser algo que se puede tolerar cuando la lucha está en calma, hay pocas oportunidades y poco en juego. Cualquiera que no sepa leer los signos más básicos de los tiempos en este momento y caigan en peleas innecesarias mientras el mundo se quema a su alrededor es una distracción y un obstáculo para nuestro progreso.

El sectarismo es mucho más que ser claro y resuelto acerca de sus puntos de vista, es la principal manifestación de aquellas personas cuya lealtad no es para la clase obrera, sino para su organización particular o incluso su sistema de ideas favorito.

¿Unidad de la Izquierda?


Los anarquistas también han tenido una larga tradición usando las herramientas marxistas para el análisis o incluso confiar en el análisis que los marxistas ya han hecho para ver dónde hay espacios para  para mejorar y expandir la lucha de clases y para la educación en general.

Muchos marxistas también reconocen y respetan al movimiento anarquista por su punto más fuerte, por movilizar a algunos de los sectores más militantes y activos de la clase obrera y hacer lo que deben hacer.

Los marxistas pueden sorprenderse al saber que la mayoría de los anarquistas toman en serio la lucha de clases y son bastante leídos. Los anarquistas pueden sorprenderse al saber que la mayoría de los marxistas toman en serio el aplastar al estado y son también resueltos contra la opresión, no sólo contra la explotación.

¿Pero hacia dónde vamos desde aquí, una alianza? ¿Una tregua? ¿Una síntesis? No. Todas esas son ideas débiles u horribles. La unidad de la izquierda se basa en la noción equivocada de que gente con ideas o creencias similares tienen Intereses Comunes y hacen que se unan. El remedio es la Unidad de Clase.

[Unidad de Clase]

La Unidad de Clase no exige que cualquiera "ponga sus diferencias de lado", exige en cambio que actuemos en los intereses que ya compartidos como clase obrera. La unidad surge de nuestra posición de clase compartida y toma su forma primaria en la acción conjunta, no el dogma común.

Y sin embargo, ninguna de estas ideas escritas, sueños, metas, creencias o códigos éticos no se pueden anular como si fueran nada. Obviamente ninguno de nosotros molestaría si no tuviéramos ideales. Podemos aprender los unos de otros y nos beneficiariamos de hacerlo. Tampoco quiere decir que alguien deba renunciar a llamarse anarquista o intentar negar lo que les gusta del ideal anarquista.

Aprendiendo del marxismo

Es mi opinión que los anarquistas se beneficiarían enormemente de la lectura del "Capital" por Marx y "Estado y Revolución" de Lenin y realmente llegar a engancharse con ellos (probablemente no habrán leído nada parecido). Esto nos uniría en torno a una comprensión de base, aclararía algunos de los pensamientos confusos que tenemos entre nosotros, nos daría una dirección general a la que dirigirnos y algunas expectativas de lo que es probable que suceda en cada etapa.

Tenemos que aprender que describir la sociedad perfecta, incluso si nos quedamos despiertos toda la noche y leyendo 'La Conquista del Pan' dos veces, no va a hacerlo realidad. Llegar allí es lo más importante. Esto no tiene por qué hacernos fastidiosamente "realistas" en el sentido de que debemos limitar nuestras ambiciones, es sólo que necesitan ser más que ambiciones.

Entonces, ¿cómo podemos hacer que todo esto se haga realidad?

Un programa marxista simplificado:

1: Revolución (aplastar al Estado, expropiar a los capitalistas)

<< Según Engels, el Estado burgués no "se marchita hasta morir", sino que es "abolido" por el proletariado en el transcurso de la revolución. Lo que "se marchita hasta morir" después de esta revolución es el estado proletario o semiestado. (Lenin, Estado y Revolución, 1917)

Desde la Comuna de París, Marx se convenció de que la clase obrera no tenía ningún uso para la maquinaria estatal capitalista. Con qué reemplazarlo (y cómo llamarlo es reemplazo), es la etapa 2:

2: Sustituirlo por un Acuerdo de tipo Comunal para proteger los logros de la revolución

<< Siendo el Estado una institución meramente transitoria, que se utiliza en la lucha, en la revolución, para someter por la violencia a sus adversarios, es un absurdo hablar de un Estado libre del pueblo: mientras el proletariado necesite todavía del Estado, no lo necesitará en interés de la libertad, sino para someter a sus adversarios, y tan pronto como pueda hablarse de libertad, el Estado como tal dejará de existir. Por eso nosotros propondríamos decir siempre, en vez de la palabra Estado, la palabra 'Comunidad' [Gemeinwesen, municipio], una buena y antigua palabra alemana que equivale a la palabra francesa 'Commune'.

Y:

<< "El Estado popular libre se ha convertido en el Estado libre. Gramaticalmente hablando, un Estado libre es un Estado que es libre respecto a sus ciudadanos, es decir, un Estado con un gobierno despótico. Habría que abandonar toda esa charlatanería acerca del Estado, sobre todo después de la Comuna, que no era ya un Estado en el verdadero sentido de la palabra. Los anarquistas nos han echado en cara más de la cuenta eso del 'Estado popular'...

Ambas son citas de una carta enviada desde Engels a August Babel (líder del partido obrero alemán) en 1875.

<< Mientras exista el Estado, no habrá libertad. Cuando haya libertad, no habrá estado. (Lenin, Estado y Revolución, 1917)

Los marxistas hablan del uso de un estado como una etapa de transición. Como se puede ver en las citas anteriores, en realidad no se trata de un estado. Están hablando de la necesidad de mantener algún nivel de organización después de la revolución para proteger lo que se ha ganado. No una organización para restablecer el dominio sobre la clase obrera recién liberada.

3: Desmantelar incluso este nivel de organización política

Finalmente, desarrollar la sociedad libre y directamente democrática (habiendo suprimido completamente cualquier intento de contrarrevolución) hacia una post-escasez y lo que llamamos anarquía/ anarco-comunismo/ comunismo de lujo o lo que ellos (marxistas) llaman simplemente comunismo (no nos importará para ese punto, sólo conseguiremos que los robots [burócratas] nos distraigan mientras nos mantienen inactivos, alienados).

Conclusiones

¿Podrían anarquistas y marxistas unirse alrededor de esto? Creo que probablemente podrían. ¿Serían algunos considerados rompe pactos para los anarquistas? Probablemente no para la mayoría.

Obviamente los anarquistas querrían tener una influencia y asegurar que cada etapa fuera lo más libertaria posible y los marxistas deben respetar que muchos trabajadores se sienten atraídos por el anarquismo y las ideas de tipo anarquista precisamente porque sospechan de la autoridad y han tomado decisiones al respecto. En este punto, el anarquismo y el marxismo podrían convertirse en tendencias dentro de un movimiento obrero revolucionario en lugar de ideologías separadas compitiendo.

El pasado es el pasado. Muchas de las disputas son exageradas, distorsionadas o el producto de condiciones o incluso personalidades específicas que han desaparecido hace tiempo.

Esta generación tiene que forjar algo nuevo para hacer frente a los desafíos de lo que parece ser que podría ser las décadas finales del capitalismo. Muchos de nosotros probablemente vivamos el tiempo suficiente para verlo bien colapso en la guerra, el hambre y la destrucción ambiental o en la revolución.
_________
Para saber más
Obras citadas
"El Capital": Celebrando el 150 Aniversario de su Publicación. Das Kapital - Marx
El Estado y la Revolucion - V. I. Lenin
la-conquista-del-pan-predro-kropotkin.pdf

Resumen de las "5 leyes" del Capitalismo
Marx y sus leyes del movimiento capitalista: evaluación tras 140 años : Un Becario al descubierto : BLOGS Estrategias de Inversión
Leyes del Movimiento Capitalista | socialismocientificouca

Resumen de las "3 leyes" de la dialéctica
Karl Marx - marxismo - Filosofía Contemporánea - Materialismo dial´rctico

2 comentarios:

  1. really amazing article thanks for providing such useful information in front of us so that everyody will know abour this.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes, do you remember naxalites? In few words we are triying to send e-aadhar and all the capitalist system of exploit around it to hell. Including Modi, Indhuist, caste system, white cows and white collars.
      Health!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...