La tarcoteca

El capitalismo llega a su plenitud cuando el comunismo se vende como mercancía
By Pablo Heraklio & cols. Tarcoteca @ riseup.net

domingo, 30 de octubre de 2016

Salarismo, Sistema de Trabajo Asalariado - Para combatir el Capitalismo, el mejor nombre y enfoque

Interesante Texto sobre el concepto de Salarismo, el Sistema de Trabajo Asalariado SAT, y cómo el enfoque sobre El Capital ha cegado la perspectiva sobre el problema real del Sistema en el que vivimos, desde una perspectiva marxista. Aunque desde el anarquismo muchos puntos son evidentes desde hace siglos todavía hay personas que a día de hoy no lo tienen del todo claro, incluidos economistas y políticos profesionales. Con este texto Comunista esperamos arrojar un poco de luz y fijar conceptos por muchos olvidados.

El Sistema de Trabajo Asalariado ha sido muy eficiente desarrollando la técnica, pero muy ineficiente gestionando recursos, tal vez más que los anteriores, y eso es lo que ha provocado que en el transcurso de 400 años, 200 desde el empleo del Carbón y 100 desde el empleo del petróleo, el planeta se sitúe en sus límites ecológicos, productivos y sociales. Se podría considerar que el SAT es un sistema, más que centralizador, antidistributivo.

Continuar con el sistema será ahondar en el problema, por lo que el BAU no es una salida. No se puede contar con las clases rentistas-poseedoras, porque ellas están conformes tanto como con el reparto como con la situación de colapso. El Sistema no cambia solo, y será mediante la concienciación de los ahora Asalariados, los no poseedores, su deseo de cambio y sus conocimientos y expectativas, nosotros, sobre los que este será posible.

En la misma serie:
- La necesidad de la Abolición del Trabajo Asalariado y su sustitución. Vídeo
Manual de Soberanía Económica: dejar de usar bancos y pagar impuestos. Servicios económicos alternativos. Efectivo, Moneda Social, Criptodivisas, Oro, Semillas, Cuentas a 0... y mucho más

Salud!
_________

Es tal nuestra debilidad que debemos dar un golpe de atención, un campanazo cultural, cambiando de término, y llamando al sistema capitalista como realmente debería llamársele: SALARISMO. Porque la raíz del capitalismo moderno, industrializado, es el Sistema Asalariado del Trabajo (SAT), no el Capitalismo Comercial (dinero para comprar mercancía para revender con beneficios).

La economía política burguesa interesadamente da preeminencia a su parte (el capital) en lugar de al trabajo asalariado. De ahí el discurso apologético de los “emprendedores” y de los capitalistas que invertirían porque tienen vocación misionera de crear empleo, en lugar de decir que lo hacen para conseguir beneficios. Si Marx, en su crítica de la economía burguesa, desde el principio, hubiese hablado de salarismo, y no de capitalismo, habría puesto (incluso con el nombre), el foco en el sistema asalariado del trabajo y su explotación a través de la plusvalía. Los trabajadores/as habrían aprendido a hablar de salarismo y no de capitalismo, no se podría haber escamoteado esta realidad como se ha hecho, y a esta alturas, los trabajadores/as, no serían tan ignorantes de la raíces del sistema social como lo son.

Lo que os planteo en este artículo no es ninguna excentricidad, ni fruto de querer dar la nota, distinguirme de los demás, etc. Si lo leéis hasta el final comprenderéis que responde a un problema muy real de extraordinaria gravedad que está impidiendo que avancemos, que nos está haciendo retroceder a niveles de los más bajos del siglo XIX en cuanto a cuestionamiento de las raíces del capitalismo (el SAT) y por tanto de nuestra capacidad para defendernos y, no digamos, acabar con él.

Por eso, para impulsar el necesario debate, más que nunca, que pido: PÁSALO.
[COPIA este artículo para leerlo con la calma que se merece e ir accediendo a los textos y enlaces recomendados. En las opciones de herramientas del navegador, Guardar página como, Pagina web: Sólo html]

Un velo sobre el Sistema Asalariado de Trabajo
Es asombroso que pese a esta crisis capitalista tan grande, no sólo no se haya avanzado un paso en la crítica a la raíz del capitalismo, sino que ni siquiera se haya sido capaz de recuperar lo que en un tiempo (década de los 1960 y 70) estaba más o menos asumido por algunos sectores de la clase trabajadora (proletariado), aunque fuesen ultraminoritarios.

Nos inundan los comentarios críticos a la crisis, las estafas y el parasitismo de la banca, la financiarización de la economía, el neoliberalismo…, pero se ha extendido un velo social impenetrable en torno al santa-sanctórum del Capitalismo, el gran secreto de cómo se alimenta la Megamáquina [1], cómo acrecienta su vida-“muerta” (inerte: maquinaria, instalaciones, etc.) a costa de nuestra vida.

Me refiero, al Sistema Asalariado del Trabajo SAT [2], empezando por la plusvalía (o parte del trabajo que jamás se pagará con el salario, aunque se abonen todas las horas extraordinarias, y se cumpla escrupulosamente con la mejor de las legislaciones laborales imaginables), origen secreto del beneficio capitalista, de la acumulación de capital, que hoy nadie menciona [3].

El anticapitalismo imperante es un anticapitalismo pequeñoburgués, pues se queda en la denuncia genérica del Ibex 35, los bancos, las multinacionales, los oligopolios, el imperialismo, etc., pero no llega a la raíz de todo que no es otra que el sistema asalariado del trabajo, y menos incluso se centra en ello.

En algún sitio he leído que alguien dijo en España algo así: “pues si la gente se escandaliza por lo que está saliendo de la corrupción, las estafas bancarias, etc., la que debería montarse cuando la gente se entere de la existencia y origen de la plusvalía, porque ese es el mayor robo legalizado, la estafa que sostiene todo el sistema”.

Lxs trabajadorxs pueden estar más o menos convencidos de que se les explota, pero no van a la raíz de cómo y qué implica esto en la existencia misma del capital, de toda la riqueza material que tienen ante sus ojos y de los medios de producción con los que trabajan; y de cómo esa explotación determina el futuro del propio capitalismo y sus límites.

Porque no es sólo que el capital explote el trabajo, es que, pasado tanto tiempo desde la acumulación originaria del capital antes y durante el siglo XIX, piratería, comercio de especias, comercio de esclavos, expolio colonial, robo a los campesinos de las tierras comunales, etc.. [4] , y dado que el trabajo no pagado con el salario y convertido en beneficio, en gran parte se reinvierte como capital con el que a su vez se extrae más beneficio del trabajo asalariado, y que también se invierte y así en una espiral ascendente de acumulación, se puede decir que el capital acumulado por la burguesía como clase, independientemente de quién sea el propietario y de que pase de unas manos a otras por herencia, venta, etc., no es otra cosa que el trabajo no pagado durante generaciones, el resultado del Sistema Asalariado del Trabajo SAT. El capitalismo es ya salarismo.

Si queréis, os podéis hacer esta composición. El capital nació como capital comercial, comprando mercancías para venderlas por un precio superior (el circuito Dinero- Mercancía -Dinero más: D-M-D') de lo que fue una expresión máxima el comercio a largas distancias, como la ruta de la seda y de las especias. Luego se desarrolló como capital productivo, industrial. Lenin se refirió al imperialismo como la fase superior del capitalismo. Podríais pensar que cuando el dinero compra trabajo para producir mercancías y no simples mercancías inertes para revenderlas, pasa el capital a su madurez, el salarismo, o fase madura del capitalismo.

Ya en mi largo texto titulado “Horizonte 2050: Socialismo o Mega-Crisis. Recuperar nuestra vida y salvar la Tierra. Una propuesta de Marco” (14/05/2011, en Kaos en la red), y desarrollándolo más en el libro “Trabajadores en bancarrota y riesgo de derrota. ¿Cómo evitarlas y fortalecernos? Una guía”. (3/03/2012, en Kaos en la red) [5], escribí que le hemos hecho un enorme favor a la burguesía conservando el nombre de “capitalismo” que en sí oculta el problema, trasladando la atención hacia el capital, que finalmente la gente lo entiende sobre todo como dinero, y hacia la propiedad jurídica (como si pasarla al Estado nos resolviese el problema de la plusvalía y del Sistema Asalariado), en lugar de hacia el trabajo, y que por eso debiéramos llamarlo Salarismo.

Por tanto, lo que ya es decadente no es un capitalismo que cada uno lo puede entender de muchas maneras, sino el sistema asalariado del trabajo. Si será decadente y una traba, que este sistemasobre el trabajo no se limita a explotarlo, sino que se ha dedicado a la destrucción de millones de trabajadores/as en el siglo pasado, sobre todo en las guerras inter-burguesas e imperialistas (en particular, las dos guerras mundiales).

Consecuencias del Sistema Trabajo Asalariado

Porque ¿dónde está sobre todo el problema de la demanda solvente en la sobreproducción de mercancías? Pues en el límite al consumo que suponen los salarios, por tanto, en el sistema asalariado del trabajo Sistema Asalariado de Trabajo
¿Dónde está el problema en la tendencia a la baja de la tasa de ganancia? Pues en que ésta depende de la explotación del trabajo en sistema asalariado, y de que en teoría no habría límite al aumento de la inversión en maquinaria, etc.., pero para aumentar la explotación, si se quiere asegurar la reproducción de la fuerza de trabajo (alimento, vivienda, sanidad, etc..), sí hay un límite de subsistencia para el salario, no puede ser cero [6]. 
¿Dónde está el problema de que el capitalismo nos lleve hacia el Cambio Climático? Pues en su prioridad al beneficio, que no es otra cosa que plusvalía, por tanto, está en el SAT, que se ha convertido ya en enemigo del clima y de la vida misma; el libro de Naomi Klein “Esto lo cambia todo. El capitalismo contra el clima”, habría tenido mejor orientación y título así “Esto lo agrava todo. El sistema asalariado del trabajo contra el clima”. 
¿Dónde está el problema de la futura crisis energética, la subida de sus costes? Pues en que desaparece una contratendencia a la baja de la tasa de ganancia, y los costes energéticos la reforzarían al aumentar la composición orgánica del capital, y esto sólo es un gravísimo problema para el capitalismo pues se basa en la explotación del trabajo bajo el SAT [7].

La fuerza o capacidad de trabajo humana es la fuerza productiva principal, no sólo porque ella crea y hace funcionar las demás fuerzas productivas (maquinaria, etc.), sino porque sólo la fuerza de trabajo asalariada (su explotación) es capaz de crear el plusvalor o plusvalía que se transforma en beneficio y que se invierte en forma de capital, dando lugar a la acumulación de capital (más maquinaria, etc., contratación de trabajadores/as). 

Todas las máquinas del mundo, todo el capital constante fijo, es incapaz de generar un euro más allá de la transferencia de su coste (en el proceso de amortización) a la mercancía final, y por tanto, de generar un euro (plusvalía) para la acumulación de capital (reproducción ampliada del capital), pues sólo puede aspirar a la recuperación de la inversión inicial, o reproducción simple [8].

Cómo cubre el Capital al SAT

El trabajo en sistema asalariado está en el centro de todo, no el capital que también puede ser sólo capital comercial (D-M-D´) de la época de la ruta de la seda y de las especias o el capital bancario que ahora se ha convertido en el malo de la película desviando totalmente la atención del SAT, y por tanto, ocultando la raíz del problema. El capital comercial y el financiero, en última instancia, sólo pueden vivir de la plusvalía generada por el sector productivo o del expolio del salario [9].

Al no poner bajo todos los focos el trabajo asalariado, sino el dinero, el mercado, la productividad, la propiedad jurídica, etc., la Megamáquina puede ejercer más fácilmente su fascinación y ocultar sus crímenes, porque se eclipsa el hecho de que se alimenta del trabajo en la producción y sacrifica a los trabajadores/as tanto laborando, como reprimiéndoles, como destruyéndoles en la guerra.

Al poner el acento en el Capital, se desvía la mirada hacia el dinero y la propiedad, cuando debe dirigirse al SAT. Los trabajadores/es esperan que “los que mandan”, resuelvan sus problemas, sean los capitalistas o el Estado burgués o el Capitalismo de Estado [10]. Pero si se pone todo el foco en el SAT, resaltará que quienes soportan y sostienen el SAT no son otros que los trabajadores/as y que por tanto LA RESPONSABILIDAD del CAMBIO ES DEL PROLETARIADO. Si no ponemos esto por delante, la clase trabajadora nunca terminará por asumir su responsabilidad de acabar con el SAT y su Estado.

Poner el foco en el SAT no es lo mismo que ponerlo en el Salario

Poner el foco en el SAT no es lo mismo que ponerlo en el Salario. Poner el acento en el salario solo conduce al Sindicalismo. Poner el foco en el salario como precio de una mercancía, fuerza de trabajo [11], refuerza en la conciencia proletaria la normalidad del imperio de la mercancía, pues incluso puede haber un salario justo (precio justo) por su fuerza de trabajo (no digo por su trabajo), en lugar de poner por delante su dignidad humana y levantar su indignación porque se le trate como si fuese una mercancía.

Por tanto, es muy diferente poner el acento en el Sistema Asalariado del Trabajo. Si se pone el foco en que a la hora de contratarnos se nos trata como si fuésemos una mercancía (en lugar de seguir repitiendo que nuestra fuerza de trabajo lo es), por tanto, por lo que cuesta producirnos y reproducirnos, pero que a la hora de vender la mercancía, se tiene bien en cuenta que el nuestro es trabajo humano, no el de una máquina, y por eso cobran por todo el trabajo que hemos realizado, no por el coste de nuestra formación y mantenimiento (como sería el caso en la amortización de una máquina), se ayudará a aumentar la autoestima proletaria y a cuestionar esta sociedad en la que impera la mercancía y el reino del valor de cambio y el beneficio, sobre el valor de uso (para una explicación a fondo de esto, os remito a lo indicado en la [11]).

SALARISMO, porque la raíz del capitalismo moderno, industrializado, es el Sistema Asalariado del Trabajo (SAT)

Por todo ello, se acabó, no seguiré haciéndoles el juego por mantener una ortodoxia conceptual trasnochada y contraproducente. No pretendo dar la nota, llamar la atención sobre mí, sino sobre el problema que bloquea nuestra estrategia y táctica.

Creo que en esta situación ya desesperada de retroceso, derrotas y descomposición política del proletariado, debemos dar un golpe de atención, un campanazo cultural, cambiando de término, y llamando al sistema capitalista como realmente debería llamársele: SALARISMO, porque la raíz del capitalismo moderno, industrializado, es el sistema asalariado del trabajo (SAT), no el capitalismo comercial (dinero para comprar mercancía para revender con beneficios) ni el capitalismo bancario. Y dejar de considerarnos de ninguna de las maneras mercancía y rechazar que se nos trate como si lo fuésemos.

Si muchas lo hacemos así, la gente se preguntara “¿qué es eso del salarismo? ¿de qué está hablando?” y entonces aprovecharemos para explicarles que todo tiene su raíz en el SAT, que el capital no es dinero y propiedad, sino trabajo “muerto”, inerte, acumulado, que somos nosotros quienes estamos dando vida a este sistema, que no debemos esperar las soluciones de sus gestores, los capitalistas, ni del Estado, sino de nosotros.

Se me objetará, y sí, es cierto: el capitalismo es una relación social que combina dinero (representante universal de un trabajo previo o por realizar) y trabajo vivo asalariado. Pero con esa denominación la atención se dirige sobre todo al dinero y la propiedad privada, no al trabajo. Y por eso mismo, siempre resulta más fácil plantear las soluciones tramposas de nacionalizaciones, estatalizaciones, etc., que modifican la propiedad, pero mantienen el salarismo (el SAT) bajo la forma de Capitalismo de Estado.

Aquí no se trata ya de mantener una ortodoxia conceptual que ha demostrado su inutilidad. Tenéis el balance histórico ante vuestras narices. Tras más de siglo y medio desde que Marx plantease la realidad de la plusvalía ¡sigue siendo sin ser conocida y asumida por los trabajadores/as! ¿Cabe mayor fracaso propagandístico? Y en gran parte por seguir hablando de capitalismo, en lugar de SAT o salarismo. ¿Creéis que si desde el principio Marx hubiese insistido en llamarle salarismo se habría escamoteado tan fácilmente el asunto de la plusvalía y del capital acumulado gracias a ella?

Alternaticas: ¿Denuncia, Reforma o Abolición del SAT?

Si la denuncia del sistema asalariado no se pone por delante de todas las cosas, no habrá una estrategia de liberación sino a lo sumo de reproducción de eso bajo la forma de Capitalismo de Estado, etc. Si la denuncia del salarismo no está en primer plano día a día, no habrá una táctica revolucionaria, porque a fin de cuentas, todo depende de si se termina o no con el trabajo asalariado. Si no se persigue eso como cuestión central, la estrategia no puede ser comunista, y por tanto, tampoco la táctica. Esta es la definitiva prueba del algodón.

La denuncia del SAT, y no la lucha por más salario, mejores condiciones de trabajo, etc., es lo que pone el límite al sindicalismo, el reformismo, el nacionalismo [o la revolución]. Todos los objetivos deben orientarse siempre como un paso en nuestra lucha por debilitar el capital, pero que no tiene solución en conseguir más y más salarios, mejores y mejores condiciones de trabajo, sino en cortar el nudo gordiano del sistema sobre el trabajo.

Las reformas progresivas están bien, pero el SAT es irreformable e insuperable desde dentro, o es o no es. La solución a la falta derechos civiles y libertades, es reconocerlos, aunque sea limitada e inestable su realidad en el capitalismo. La solución parcial e inestable a la falta de protección de los trabajadores/as, son los gastos sociales del Estado (sufragados directa o indirectamente con nuestro trabajo) en sanidad, pensiones, subsidios a los parados, dependencia… Pero el sistema asalariado, es el que determina todo (no lo olvidemos) y le pone límites y lo hace retroceder (como ocurre ahora, porque los gastos sociales van contra el beneficio), y el que da todo su poder a la burguesía y su Estado.

La solución del SAT no puede ser otra que su ABOLICIÓN y esto es incompatible con cualquier forma de capitalismo (privado, estatal, cooperativo, “autogestión”…) y sólo se puede hacer desde la Revolución socialista-comunista, no de la que pretendería pasar por tal para en realidad construir Capitalismo de Estado disfrazado de “socialismo”. El Estado burgués es reflejo y expresión de la sociedad dividida en clases antagónicas y, desde su organización burocrática, sistema representativo, órganos de poder, que representan ante todo los intereses del capital, está sobre todo para garantizar la estabilidad y permanencia del SAT, y hacerlo con todos sus medios, incluidas las armas. Por tanto no hay más salida que una Revolución socialista-comunista que acabe con ese Estado que en tanto exista impedirá la abolición del SAT. Es el SAT el que da vida al Estado, por ser la base de esta sociedad, lo que establece el derecho efectivo que el Estado reconoce y garantiza, y porque de la plusvalía se paga todo el Estado, en forma de impuestos o directamente de beneficios de las empresas estatales.

La lucha por reformas, la frustración en esa lucha, en algunos casos es cierto que puede llegar a provocar estallidos sociales, revueltas, incluso a algo que muchos llamarán “revolución”. Pero esto no implica una lucha revolucionaria contra el capitalismo, si no se cuestiona también, ANTE TODO y hasta la raíz, el SAT. Si no se hace así, dará lugar a otro régimen (democracia burguesa o Capitalismo de Estado), pero no a otra civilización que permita autoliberarnos. 

Que lxs trabajadorxs cobren salarios de miseria, o incluso no los cobren, que los parados pasen hambre, etc., sí puede llevar a una revolución; pero si a lo que se aspira es a “cobrar un salario digno”, tener un “subsidio de paro”, etc., aunque sea a costa de expropiar a los capitalistas, pero sin una crítica de lo que en realidad significa el SAT, el sometimiento del trabajo, la producción de mercancías, el beneficio, no se pasará de un Capitalismo de Estado. Del “más salario” nunca se desembocará en “abolición del SAT” porque hay que salirse de lo cuantitativo (más salario) para plantearse cuestiones cualitativas (el SAT), hay quecambiar de punto de vista, de orientación, y esto no se dará con más de lo mismo, por una acumulación de luchas salariales

Por eso, la verdadera estrategia y táctica comunista tiene como EJE CENTRAL el cuestionamiento hasta la raíz del SAT.

El problema del tratamiento del Sistema Asalariado en la táctica es que, precisamente por ser irreformable en lo substancial, no poder evolucionar, transformarse o metamorfosearse en otra cosa muy diferente (como de la oruga a la mariposa), no es posible establecer una serie de objetivos que supongan reformas que lo modifiquen realmente. Por eso, la lucha contra este sistema, a diferencia del régimen político que puede variar conservando lo fundamental del Estado burgués, es una lucha de o TODO o NADA. Esto es, o someterse al salarismo, o Revolución socialista-comunista para conseguir su abolición. 

El SAT es como el Estado burgués en el sentido de que sí puede cambiar de régimen, es decir, pasar del asalariado en régimen de capitalismo con propiedad jurídica privada, al asalariado en régimen de capitalismo con propiedad jurídica estatal o Capitalismo de Estado, y viceversa. Pero ambos conservan todo lo fundamental del SAT y eso es inmodificable. Como es inmodificable lo fundamental del Estado burgués. Ni el Estado burgués ni el SAT pueden ponerse al servicio de la autoliberación de los trabajadores/as.

Por eso, son muy erróneos los objetivos de control obrero, estatización, expropiación y planificación económica que se plantean en el “Programa de Transición” trotskista, que no salen del capitalismo o son Capitalismo de Estado y que además en muchos casos son irreales en el capitalismo, o porque incluso entendido como medidas que debería tomar el poder proletario, hace falta una revolución, y para ello resulta totalmente insuficiente la existencia de algunas milicias de autodefensa como las que se proponen en dicho programa [12].

De ahí que la clarificación, la propaganda, la agitación, sean los medios fundamentales, unidos a la frustración cada vez mayor de los trabajadores/as por las condiciones de trabajo, salario…, y las consecuencias generales del salarismo (sociales, políticas, militares, medioambientales). 

Por eso también es muy importante que tengamos muy claro que el capitalismo está en su época decadente; que, salvo por nuestra impotencia, no le corresponde más tiempo en la historia de la Humanidad, pues de lo contrario nos estaremos autosaboteando en la lucha contra el SAT. Y esto también debemos esforzarnos en que lo comprendan sectores amplios del proletariado, estableciendo la relación de las diversas manifestaciones de la decadencia con su raíz en el capitalismo. Por ejemplo, en relación con la Primera y Segunda Guerra Mundial, cuando se presente la ocasión por aniversarios, series documentales en la televisión, edición de algún libro de gran éxito, o película que obtiene un oscar, aprovechar para denunciar el carácter capitalista de las guerras mundiales, para pasar la factura de la matanza al sistema asalariado del trabajo.

Sin embargo todo esto es insuficiente. Lxs trabajadorxs puede estar convenidxs de la explotación, de su origen, de la decadencia del capitalismo…, pero pueden desconfiar que otra sociedad, sin el dominio de los capitalistas y dirigida por ellxs mismxs, sea posible; visto que lo hasta ahora levantado por su trabajo, se ha vuelto contra ellos ¿no volvería a ocurrir en el futuro? De ahí la importancia de desarrollar el Programa de las transformaciones socialistas-comunistas [royo Lenin y su 'Nuestras tareas inmediatas'], para que se pueda imaginar cómo se podría hacer efectiva esa nueva civilización, cómo daría solución a los problemas actuales, cómo se podría gestionar otra economía, la sociedad, la política, sin necesidad del SAT ni del dominio de la burguesía y su Estado. 

Por eso, el Programa no sólo es necesario para orientar nuestros objetivos por los que luchar ahora, sino para inspirar confianza en que sí se puede cambiar el mundo. De ahí que hoy necesitemos tenerlo elaborado al menos a muy grandes rasgos, aunque el programa revolucionario por el que definitivamente se lancen a la lucha los trabajadores/as, pueda ser muy distinto en muchos detalles de lo que hoy podamos pensar los comunistas, no sólo porque nosotros evolucionemos, sino porque los sectores avanzados de las masas participen en su elaboración [13].

No sé qué haréis los demás, pero a partir de este artículo, hablaré de salarismo, y espero que comprendáis la necesidad de esta pequeña “revolución cultural” si queremos salir de este pozo, salvo que me propongáis un término mejor que también centre la atención sobre el SAT. Os he dado argumentos de sobra para demostrar que tengo razón. ¡Sacudíos las telarañas!. Os pido que me acompañéis ¡no me dejéis sola!
__________
Este artículo es una adaptación del capítulo XVI “El GRAN OLVIDADO: el SISTEMA ASALARIADO del TRABAJO (SAT). Su papel determinante en la estrategia y la táctica. Dejemos de llamar capitalismo a lo que en realidad es SALARISMO” de mi libro “Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica” (20-10-2016), publicado en Kaos en la red, del que aporto enlaces.

NOTAS
[1]- Este término de Megamáquina lo tomo de Lewis Mumford, sobre todo de su obra “El mito de la máquina. Técnica y evolución humana” donde lo aplica también a sociedades como la egipcia de los faraones que levantaron las pirámides. Aunque apenas he podido leer su obra (tarea siempre atrasada por otras prioridades), me parece muy expresivo para representar la dimensión del capitalismo desarrollado como creación alienada de la Humanidad, que se pone como por fuera y por encima de nosotros, imponiéndonos sus requerimientos inhumanos, y más si pensamos que todo esto podría desembocar un día en el imperio sobre los humanos de una Inteligencia Artificial que apoyándose en esa Megamáquina, sería su expresión más acabada.

La Megamáquina capitalista es SAT (sistema asalariado del trabajo) y su producto: acumulación de trabajo “inerte” (en forma de maquinaria, instalaciones, etc.), fruto de la inversión de la plusvalía extraída al trabajador/a que adopta la forma de beneficio. Es por tanto creación del trabajo que acrecienta el poder de los gestores de la Megamáquina, y que se vuelve contra sus productores/as, trabajadores, para seguir explotándoles y dominándoles.

[2]- Sistema asalariado del trabajo, que es como Marx lo menciona en El Capital y otras obras (más precisamente “sistema del asalariado”, “sistema del trabajo asalariado”), aunque también esté muy extendido –lo vengo utilizando- el de régimen asalariado del trabajo. Pero así como el Estado burgués puede tener varios tipos de régimen (fascista, democrático, militar…), el sistema asalariado podría expresarse en el régimen de propiedad privada capitalista o en el régimen de propiedad estatal o capitalismo de Estado, que cuando es completo, se ha hecho pasar por socialismo (una falsificación completa).

Pero antes de proseguir hay que dejar mínimamente claro qué es el sistema asalariado del trabajo (SAT), pilar fundamental del capitalismo (no el mercado, la bolsa, la propiedad privada o pública, los monopolios, el imperialismo, etc.). Cuando por encima de lo que digan las constituciones y leyes con sus maravillosas declaraciones, la realidad es que los trabajadores/as no tienen el dominio efectivo de los medios de producción con los que trabajan, ni controlan en general la economía, sino que entregan su trabajo por un salario a quienes de hecho tienen ese dominio, sea el capitalista privado, sea la empresa estatal, sea la empresa “autogestionada”, y hay una minoría social (propietario privado, funcionario estatal de nivel medio y alto, tecnoburocracia) que en forma de amplios recursos y privilegios se apropia de lo que sólo puede tener su origen en ese trabajo obrero (aunque lo niegue), y los trabajadores/as pueden sufrir represalias y represión violenta por protestar por su condición y su trabajo, entonces estamos en el sistema asalariado del trabajo (SAT), sea en forma de capitalismo privado, Capitalismo de Estado (la empresa pública, o sobre todo el mal llamado “socialismo”) o “autogestión” (como el “socialismo” de la Yugoslavia de Tito, que era también una modalidad de Capitalismo de Estado).

Por eso, hay que empezar a tener en mente que si el SAT es la quintaesencia del capitalismo moderno (a diferencia del capital comercial de los mercaderes de la ruta de la seda, etc.), y decimos que el capitalismo está en decadencia, lo que estamos diciendo y debiéramos comprender es que es el SAT el que está en decadencia.

[3]- De lectura obligada, dos textos de Carlos Marx: “Trabajo asalariado y capital” (1849) https://www.marxists.org/espanol/m-e/1840s/49-trab2.htm ; “Salario, precio y ganancia” (1865) https://www.marxists.org/espanol/m-e/1860s/65-salar.htm

[4]- Léase este texto de Marx titulado “La llamada acumulación originaria” https://www.marxists.org/espanol/m-e/1860s/eccx86s.htm

[5]- Aquí tenéis los accesos “Horizonte 2050: Socialismo o Mega-Crisis. Recuperar nuestra vida y salvar la Tierra. Una propuesta de Marco” (14/05/2011). El Marco como método, entre otras cosas, para establecer campañas. Archivo PDF 25 páginas. Para descargar el archivo pdf, arriba a la derecha, donde pone “Imágenes, audios y documentos”, símbolo pdf H2050 Marco —– http://2014.kaosenlared.net/noticia/horizonte-2050-socialismo-mega-crisis-recuperar-nuestra-vida-salvar-ti —— Y el archivo pdf directamente http://old.kaosenlared.net/media/28/28407_1_HORIZONTE_2050_MARCO.pdf

“[LIBRO] Trabajadores en bancarrota y riesgo de derrota. ¿Cómo evitarlas y fortalecernos? Una guía”. (3/03/2012), seleccionado como “Destacado”. Archivo PDF 94 páginas. Para descargar el archivo pdf, al final del artículo en Descargar archivos adjuntos

[6]- Sobre la tendencia a la baja de la tasa de ganancia. Lo más rotundo que se puede decir de la tendencia a la baja de la tasa (porcentaje) de beneficio, es lo que decía el trotskista Ernest Mandel en su “Tratado de economía marxista” (1962, edición en español, ERA) al referirse a los límites en el aumento de la tasa de plusvalía (porcentaje entre plusvalía y salario) para compensar el aumento en lacomposición orgánica de capital (relación entre el capital constante o inversión en materias primas, energía, maquinaria, etc., y el capital variable o inversión en salarios) y reforzar así la tasa de ganancia (porcentaje del beneficio en relación a la inversión total en capital constante y variable):

“el aumento de la tasa de plusvalía choca con límites absolutos (la imposibilidad de reducir el trabajo necesario [el pagado con el salario, N.d.A] a cero), mientras que para el aumento de la composición orgánica del capital no existe límite alguno”.

Es decir, es el trabajo en Sistema de Asalariado SAT, sin necesidad siquiera de que los trabajadores/as luchen, el que pone en problemas al que ha venido favoreciendo, el dinero-capital que le impone ese sistema. La causa última de la tendencia a la baja de la tasa de ganancia no es otra que el Sistema Asalariado del Trabajo SAT.

[7]- Leed mi estudio en el artículo ““¡No es una estafa! Es una crisis (de civilización)” de Emilio Santiago Muiño. Comentarios” (14-10-2015) —– http://kaosenlared.net/no-es-una-estafa-es-una-crisis-de-civilizacion-de-emilio-santiago-muino-comentarios/

Y sobre la contratendencias, la “[1].- Contratendencias a la baja de la tasa de ganancia” en la página 17 de mi libro “Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica”(20-10-2016) – archivo PDF de 200 páginas — http://kaosenlared.net/capitalismo-modo-de-vida-decadente-notas-sobre-estrategia-y-tactica/ —- Para descargar directamente el archivo pdf — http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2016/10/Decad-capit-estra-tact-EN-PDF1.pdf

[8]- Más explicaciones en página 11 y en el Anexo I, del libro “Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica”

[9]- Podéis leer las páginas 188 y siguientes (en el Anexo I) del libro “Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica”

[10]- Sobre esto os recomiendo que leáis el artículo “¿Fue –y es- Rusia socialista, comunista o capitalista?” en la revista Teoría y Praxis nº 3, de julio de 2016, en http://www.debates.teoriaypraxis.org/

[11]- Mantengo que la fuerza de trabajo asalariada en realidad no es una mercancía, aunque el capitalista, en el momento de contratarla, la considere como si lo fuese. Esto es no sólo una cuestión de concepción económica, sino que creo que tienen enormes consecuencias psicológicas para el empoderamiento del proletariado (clase trabajadora).Toda la explicación en el Anexo I titulado “¿SUEÑAN los ANDROIDES con PLUSVALÍA mecánica?” de mi libro “Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica” (20-10-2016).

[12]- Para esta cuestión crucial os remito al muy importante texto titulado “Crítica al Programa de Transición de León Trotsky” de Raúl Novello y Pandy Suárez, en la web de Teoría y Praxis en http://www.debates.teoriaypraxis.org/ con descarga directa en http://www.teoriaypraxis.org/libros/libros/critica_al_programa_de_transicion_de_Trotsky.pdf ———– También es interesante la crítica del economista en ruptura con el trotskismo, Rolando Astarita“Crítica del Programa de Transición” en la columna de la derecha de su página de inicio en https://rolandoastarita.wordpress.com/ —— directamente la descarga — https://rolandoastarita.files.wordpress.com/2012/04/crc3adtica-del-programa-de-transicic3b3n-rolando-astarita.pdf —– Pero para tener una idea clara de lo que realmente propone Astarita, hay que leer “Notas sobre “Engels y el arte de hacer política” [critica a Astarita]. Los comunistas y Karl Heizen, de Engels” — decarga directa en https://drive.google.com/file/d/0BydHI1oNjF0kcGJjUEt0SWF6VFU/view —– también en la web de debates teoría y praxis.

[13]- Sobre la cuestión de programa, os invito a leer mi artículo “Programa, Programa, Programa. Tan necesario es” (22-2-2008) —- http://old.kaosenlared.net/noticia/programa-programa-programa-tan-necesario-es ——- También está, con titulo ligeramente cambiado, tomando del texto de la imagen del artículo: “Necesitamos el Manifiesto del siglo XXI”, en http://marxismolibertario.blogspot.com.es/2008/02/aurora-despierta-necesitamos-el.html

PARA PROFUNDIZAR
Aparte los textos referidos: algunos de mis artículos más relacionados con éste. CÓPIALO para ir accediendo con tiempo a los enlaces.

“Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica” (20-10-2016) – Libro,archivo PDF de 200 páginas — http://kaosenlared.net/capitalismo-modo-de-vida-decadente-notas-sobre-estrategia-y-tactica/ —- Para descargar directamente el archivo pdf — http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2016/10/Decad-capit-estra-tact-EN-PDF1.pdf . Con la relación y enlaces correctos a todos mis textos en Kaos en la red.

“Déficit hasta del 4,7% y austericida LOEPSF a tope, anuncia la AIReF” (22-7-2016) — http://kaosenlared.net/deficit-hasta-del-47-y-austericida-loepsf-a-tope-anuncia-la-airef/

“Francia, contra la reforma laboral: ¿lucha mal orientada? ¿qué aprendemos?” (16-7-2016) —- http://kaosenlared.net/francia-contra-la-reforma-laboral-lucha-mal-orientada-que-aprendemos/

“Trabajadores inconscientes, industria 4.0 con desempleo, y envejecimiento” (12-7-2016) —– http://kaosenlared.net/trabajadores-inconscientes-industria-4-0-con-desempleo-y-envejecimiento/

“Unidos Podemos. Más cobarde con la LOEPSF que Vocento y El País” (5-7-2016) — http://kaosenlared.net/unidos-podemos-mas-cobarde-con-la-loepsf-que-vocento-y-el-pais/

“Unidos Podemos regala la victoria al PP-PSOE-C´s ¿Cómo?” (27-6-2015) – comentarios —- http://kaosenlared.net/unidos-podemos-regala-la-victoria-al-pp-psoe-cs-como/

“Unidos Podemos. Guía de una impotencia anunciada” (21-6-2016) —- http://kaosenlared.net/unidos-podemos-guia-de-una-impotencia-anunciada/

“Carta de Rajoy a Juncker. Nadie comenta ¡lo principal!” (25-5-2016) — comentario — http://kaosenlared.net/carta-de-rajoy-a-juncker-nadie-comenta-lo-principal/

“El Mayo del 68 real, contado a la generación 15M y del precariado” (11-5-2016) — con versión PDF con imágenes, —- http://kaosenlared.net/el-mayo-del-68-real-contado-a-la-generacion-15m-y-del-precariado/ Enlace directo a la versión pdf http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2016/05/Mayo-68-para-15M-en-PDF-a.pdf

“Tu enemigo está en ti. Mírate en este espejo. Una clave de lo que nos pasa” (29-3-2016) con un análisis detallado del concurso-experimento “La zona extrema” del documental “El juego de la muerte”—— http://kaosenlared.net/tu-enemigo-esta-en-ti-mirate-en-este-espejo-una-clave-de-lo-que-nos-pasa/

“Sumisión de la clase trabajadora. Psicología social. Estilos empresariales. Trabajo hoy. Alternativa PDF 28 páginas” (2/9/2013) PDF con imágenes, en color, 28 páginas , enlace al final del artículo —— http://2014.kaosenlared.net/especiales/e2/indignacion-globalizada/item/67164-sumisi%C3%B3n-de-la-clase-trabajadora-psicolog%C3%ADa-social-estilos-empresariales-trabajo-hoy-alternativa-pdf-28-p%C3%A1ginas.html —- Para descargar el archivo pdf, al final del artículo, donde pone Descargar archivos adjuntos:

RECOMIENDO
Un sitio importante porque quiere ser un “espacio de encuentro, de conocimiento, de análisis, de discusión, de producción y de divulgación.” Para hacer un estudio-balance de nuestro pasado, y poder salir del pozo en el que nos encontramos. Donde publican una revista y editan libros digitales. La web de Debates. Teoría y praxis en esta dirección http://www.debates.teoriaypraxis.org/

Un mina donde encontrar materiales muy diversos y de gran valor, la BIBLIOTECA de INTER-COMUNISTAS de Inter-Comunistas Blog (antes Comunistas Internacionales; no es una organización, sino un grupo abierto de participación y debate) https://www.facebook.com/comunistasinternacionales

Aquí va en un enlace de descarga el archivo ZIP
http://www.mediafire.com/download/bseur3id25j9loq/Intercomunistas+-+Biblioteca.zip

Para acceder a mis artículos, informes y libros. Los artículos a partir de 2015, los podéis encontrar poniendo http://kaosenlared.net/author/aurora-despierta/ o escribiendo en Google: Aurora Despierta. Kaos en la red, y cogiendo la primera que aparece, o lo mismo poniendo “Aurora Despierta” site:kaosenlared.net . Te sugiero que la trates en tu navegador como Favorito oMarcador. Podrás acceder desde este artículo, si mi nombre está en azul, haciendo clic en él.

PARA NO TENER NINGUNA DUDA, disponer de la relación completa de mis documentos en Kaos en la red, hasta el 22-7-2016, con todos los enlaces correctos, lo mejor, descárgate el PDF de “Capitalismo: modo de vida decadente. Notas sobre estrategia y táctica” (20-10-2016) – Libro,archivo PDF de 200 páginas — http://kaosenlared.net/capitalismo-modo-de-vida-decadente-notas-sobre-estrategia-y-tactica/ —- Para descargar directamente el archivo pdf — http://kaosenlared.net/wp-content/uploads/2016/10/Decad-capit-estra-tact-EN-PDF1.pdf

2 comentarios:

  1. "Se me ocurrió indagar y compartir con ustedes cómo se originó el término salario y encontré que en los tiempos de la antigua Roma, unos 500 años antes de Cristo, la sal era un producto de tal importancia que motivó la construcción de un camino desde las salinas de Ostia, pasando por los Apeninos, hasta San Benedetto del Tronto en el Adriático, al que se llamó "Vía Salaria". Los soldados romanos que cuidaban esta ruta recibían parte de su pago en sal y a ese agregado llamaban salarium. La etimología indica que de allí proviene la palabra salario. También la palabra sueldo tiene origen latino; en concreto viene de solidus, que era el nombre de una moneda de oro acuñada en el siglo IV, conocida también como ducado, y que, a diferencia de otras que circulaban en esa época, tenía un valor fijo y por tanto solidus, sólido. De esa palabra derivaron después sueldo y solidatus, soldado, el militar así llamado porque recibía un sueldo o soldada por sus servidos.

    Considero importante tener en cuenta la diferencia entre salario y sueldo. Las palabras se usan de manera similar en los mismos términos, pero tienen algunas sutiles diferencias. El salario hace referencia al monto económico que recibe un obrero por su trabajo, mientras que sueldo hace referencia a ese monto económico, pero en forma periódica o continuada.

    El sueldo es el pago que recibe un trabajador sobre una base por hora, mientras que el salario, puede referirse a un pago quincenal o mensual. El origen de la palabra sueldo viene del ámbito militar y se utilizaba para pagar los servicios a los soldados, de ahí que se llame sueldo. En cambio, el término salario viene de más antiguo, de cuando se creía que la sal era el mayor bien de la tierra y se comercializaba con sal. A los trabajadores, se les recompensaba por su esfuerzo mediante sal. El salario se paga por hora o por día, aunque se liquide semanalmente. El sueldo se paga por mes o quincena. Pero la verdadera diferencia es de índole sociológica: el salario se aplica más bien a trabajos manuales o de taller y el sueldo, a trabajadores intelectuales, administrativos, de supervisión o de oficina." http://elmeridianodecordoba.com.co/editorial/columnistas/item/21557-el-salario-y-su-origen
    _________________________________________

    "Ha llegado el momento de analizar más de cerca las relaciones económicas en que descansan por igual la existencia de la burguesía y su dominación de clase, así como la esclavitud de los obreros.

    Expondremos en tres grandes apartados:

    1) La relación entre el trabajo asalariado y el capital, la esclavitud del obrero, la dominación del capitalista.

    2) La inevitable ruina, bajo el sistema actual, de las clases medias burguesas y del llamado estamento campesino.

    3) El sojuzgamiento y la explotación comercial de las clases burguesas de las distintas naciones europeas por Inglaterra, el déspota del mercado mundial.

    Nos esforzaremos por conseguir que nuestra exposición sea lo más sencilla y popular posible, sin dar por supuestas ni las nociones más elementales de la Economía Política. Queremos que los obreros nos entiendan. Además, en Alemania reinan una ignorancia y una confusión de conceptos verdaderamente asombrosas acerca de las relaciones económicas más simples, que van desde los "defensores patentados del orden de cosas existente" hasta los "taumaturgos socialistas y los genios políticos incomprendidos", que en la desmembrada Alemania abundan todavía más que los «padres de la Patria».

    Pasemos, pues, al primer problema:

    ¿Qué es el salario? ¿Cómo se determina?"...

    Trabajo asalariado y capital (1849)

    https://www.marxists.org/espanol/m-e/1840s/49-trab2.htm
    ____________________________________________________

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la aportación, loam, la incorporaré en los próximos post sobre trabajo y salario. Parece mentira que el mismo sistema que regía en el SXIX rija ahora en el SXXI, no ha cambiado ni una como, y eso es por algo.
      Salud!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...